El Observatorio Vodafone de la Empresa


Cómo asegurar un vehículo sin conductor

EMMA KENNEDY, CNN DINERO


Cómo asegurar un vehículo sin conductor

Londres. Los gigantes tecnológicos y los fabricantes de automóviles están invirtiendo miles de millones de dólares en el desarrollo de vehículos sin conductor que prometen mejorar la seguridad en las carreteras. Pero, ¿quién pagará cuando ocurra un accidente?

La revolución del transporte plantea grandes interrogantes a las aseguradoras en materia de responsabilidad, datos e ingresos futuros. En varios mercados se están probando ya los automóviles sin conductor y las autoridades se preparan para el nuevo escenario.

En Reino Unido, ya trabajan para garantizar que existe un marco regulatorio cuando los vehículos autónomos lleguen a las carreteras. El año pasado, el Parlamento aprobó una ley sobre vehículos autónomos y eléctricos para aportar claridad en materia de pólizas de seguros y responsabilidad por accidentes de tráfico en que estén implicados vehículos sin conductor. En otros mercados, como por ejemplo en Estados Unidos, la situación es más incierta.

¿Qué pasa con la responsabilidad?

David Williams, director técnico de AXA Insurance UK, explicó que la normativa británica establece una estructura clara en materia de responsabilidad, y que los propietarios de vehículos deben continuar contratando una póliza de seguro que se ajuste a las normas de circulación.

La mayoría de vehículos automatizados podrán pasar de modo autónomo a estar controlados por el conductor, pero según Williams, tener dos pólizas de seguro distintas para cubrir cada caso es “muy complicado”.

En lugar de eso, los propietarios de automóviles podrán contratar una póliza de seguro que cubra ambos modos de conducción. Las aseguradoras continuarán pagando las reclamaciones, pero podrán recuperar parte de los gastos de los fabricantes de automóviles cuando la tecnología sea la causa de un accidente.

David Williams espera que el número de accidentes de tráfico disminuya, con lo cual las aseguradoras tendrán menos reclamaciones relacionadas con seguros de automóviles. “Y una parte de estas reclamaciones se facturarán a los fabricantes”, dijo.

Las aseguradoras quieren que se apliquen normas similares en toda Europa. “Consideramos que el seguro de responsabilidad civil obligatorio, que cubre daños a terceros, ha producido buenos resultados en la protección de los usuarios de las carreteras y que continuará produciéndolos también con los avances tecnológicos en curso, como los vehículos conectados y autónomos”, afirmó Nicolas Jeanmart, jefe de seguros personales, seguros generales y macroeconomía de Insurance Europe.

Carreteras más seguras

Según datos de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras del Departamento de Transporte de EE. UU., el 94% de los accidentes de tráfico están causados por un error humano.

Con los vehículos autónomos se podría eliminar el factor humano, con lo que tendríamos carreteras más seguras —y primas de seguros más baratas— para los propietarios de automóviles. “Si con el tiempo un 50% de los vehículos son más seguros y tienen menos accidentes, los vehículos manuales restantes también tendrán menos accidentes”, explicó Williams. (Lectura adicional: ¿Son las ciudades pequeñas las más inteligentes?)

El 94% de los accidentes de tráfico están causados por un error humano.

Los importes de las reclamaciones por accidentes en los que intervienen automóviles autónomos podrían ser altos inicialmente, debido al coste de reemplazar la tecnología dañada, como los sensores. Pero, según David Williams, estos gastos disminuirán a medida que aumente la producción de vehículos autónomos.

Cuando ocurran accidentes, la nueva tecnología ayudará a tener un mejor conocimiento de lo que sucedió y de quién es responsable del accidente. “Para poder gestionar las reclamaciones de la manera más rápida y fluida posible, es importante que las aseguradoras y otras partes con un interés legítimo tengan acceso a los datos generados por los vehículos autónomos que sean relevantes para establecer los hechos de un accidente, de forma que la responsabilidad se pueda distribuir correctamente”, afirmó Nicolas Jeanmart.

Un mercado cambiante

Las aseguradoras creen que, a la larga, un cambio hacia vehículos sin conductor llevará a primas de seguros de automóviles más bajas y a nuevos tipos de productos. Por ejemplo, David Williams dijo que las aseguradoras podrían ofrecer seguros que favorezcan a los propietarios de automóviles que utilicen el modo autónomo más a menudo, con bonificaciones que reflejen la reducción del riesgo. En el futuro, los vehículos autónomos permitirán la propiedad compartida de automóviles, lo que significará nuevos tipos de pólizas de seguro. “Incluso en el caso de los vehículos compartidos, el vehículo todavía tiene que estar asegurado, independientemente de que los propietarios compartan el seguro o no”, dijo Nicolas Jeanmart.

Descargar artículo